VIVIENDA PROTEGIDA

Madrid

La propuesta se organiza con el orden que preestablece la Normativa, Bloque alineado en sus retranqueos al viario circundante, con rupturas puntuales y conexiones mediante pasajes/pasarela que le dan carácter unitario aun siendo piezas fragmentadas de una propuesta común, enmarcando volúmenes rotundos y de apariencia intencionadamente “lineal y horizontal” y reinterpretando los signos de “ruptura” al utilizar en el diseño referencias de pasarelas que actúan como elementos de articulación permitiendo además reducir el número de núcleos y portales y crear una eficiente red de pasarelas que da unidad y singularidad al conjunto.

Las viviendas se agrupan en 20 piezas horizontales orientadas a sureste. Cada una de las piezas adopta una orientación ligeramente diferente creando una serie de plazas y espacios públicos y semiprivados diferenciados entre sí. Las fachadas noroeste, de servicios y accesos, están recubiertas de una capa vegetal de bajo mantenimiento sobre una estructura independiente que aporta aislamiento adicional a las viviendas, garantiza la privacidad entre bloques y genera una imagen cambiante a los espacios urbanos. La fachadas sureste de cada bloque son diferente gracias a la utilización de algunos materiales de última generación (chapas composite de diferentes colores, tableros de fibras y resinas fenólicas, combinado con texturas de revocos transpirables y vidrio) dando independencia a cada uno de las piezas y confiriendo una imagen dinámica y variada al conjunto.

Las viviendas, todas de doble orientación pasante y de distribución flexible gracias a la agrupación de servicios en bandas perimetrales, comparten núcleo con los 2 bloques contiguos a través de la estructura de pasarelas, permitiendo compartir 5 ó 6 viviendas por núcleo sin tener corredores paralelos a la fachada.

La red de pasarelas funciona como una eficiente estructura de accesos que “cose” todos los bloques aportando unidad y singularidad a toda la propuesta en forma de intervenciones puntuales. Se propone utilizar los recursos sobrantes de optimizar enormemente los núcleos y portales a la creación de una red de espacios singulares de acceso en altura. Cada cruce de las pasarelas de acceso con los bloques (2 ó 3 cruces por bloque según su longitud) se convierte en un espacio singular que funciona, según su disposición, bien como jardín.

Equipo arquitectura: OHLAB + TOUZA Arquitectos

 

VIVIENDA PROTEGIDAAdmin Ohlab
    Ir al contenido